Le Regard Du Chat

Me gusta estar al lado del camino, fumando el humo mientras todo pasa.

septembre 21, 2014 8:23 pm

Un cuento pequeño guiado por la(s) luna(s)

Una noche me comentó lo mucho que le gustaría que la Tierra tuviera dos lunas, en mi mente era imposible poner una luna al lado de otra, era confuso ¿en cuál pondría mi atención? Para mí solo hay una luna, solo una luna puede sonreírme una vez al mes.

 Caminábamos por la oscuridad con todo el silencio que puede emanar de dos personas y todo el ruido que se puede imponer a dos bocas cerradas, la luna hizo su entrada detrás de una nube de ciudad, una nube triste y opaca.

-          La Tierra debería tener dos lunas

Qué confusión, dos lunas en el mismo cielo.

-          ¿Una de un lado y otra de otro o una al lado de la otra?- yo sufría fallas de imaginación, en mi mente solo hay una luna y a veces ninguna.

-          Una al lado de la otra

¿Cómo podría mirar a ambas lunas? Serían dos enormes ojos blancos mirándome, siguiéndome, toda la metáfora que hay en la luna, toda su magia se iría si tuviera con quién compararse, ¿o acaso amaría a ambas lunas de la misma manera?

“Antes de tres lunas volveré a por ti, antes que me eches de menos” pienso para mí, porque pensar es una de las pocas cosas privadas que por más que las reprimas no se está en capacidad de controlar, y si pienso en la luna, pienso en las olas que golpean la arena porque la luna lo pide, y porque si pienso en el mar el mar me trae la distancia y la distancia lo trae a él desde los mares, que aunque uno solo cambia de nombre si miro al norte, la luna llegará a traerlo con las olas y entonces esta Tierra antes desierta tendrá dos lunas y dos oleajes.

-          ¿Qué planes tienes para mañana?

-          Me iré al pueblo

-          Ah…

Podría quedarme aquí entre tus labios y las dos lunas que mueven tus pensamientos, entrelazada en tus manos, pero yo voy y vengo y eso tienes que amar de mí, mi inconstancia, mudar de forma cada mes como ella o como ellas, no importa cuántas haya siempre cambiarán y yo cambiaré con ella(s).

-          ¿Cuánto tiempo te vas a quedar? – preguntó la otra luna ya no tan hipotética ya no tan supuesta, ya no tan lejana controlando el mismo mar que la otra luna controla ¿o controlaba?

-          El fin de semana, pero intentaré venir los fines de semana si puedo. – dije pensando en quién sabe qué porque la impaciencia de sus ojos me nublaron la sensatez.

-          Nos vemos mañana

-          Dale

Esos “dale” que son un “no sé qué estoy diciendo, no sé qué implica tu nos vemos mañana si estuviera realmente convencida diría vale, pero eso tú no lo sabes ¿y por qué no lo sabes? No lo sabes porque realmente nadie puede saber los significados que cada quien le da a las palabras sin avisar al resto del universo que la Real Academia puede tener cualquier opinión acerca de una palabra, pero el cerebro humano no es un diccionario es una máquina de interpretación aunque muchos no la usen muy bien.

-          No sabes cuánto agradezco que hayas venido

Y tú no sabes cuánto esperé tu llegada, tú no sabes cuántas veces te sentía estúpidamente cerca cuando por casualidad te acordabas de mí y me dedicabas alguna pregunta básica precedida siempre con mi nombre como si te causara un placer desconocido recalcar mi nombre cada vez que tienes la oportunidad y no lo negaré a mí me causa un placer desconocido para él el hecho de que mencione mi nombre cada vez que se le da la oportunidad.

-          Me gusta cómo te quedan las camisas de cuadros y las plumas.

-          Me gusta cómo te queda el bronceado. 

8:16 pm

Mis palabras no suelen tener mucho orden, vienen de mi mente y mi mente está turbia casi todo el tiempo, me encantan las palabras, la forma en la que lo hacen todo más fácil, pero también suelen enredarse, pueden codificarse de tal manera que solo una persona pueda entenderlas, escribir es una de las formas que uso para conectarme con el mundo, para ser entendida, o eso creo yo, pero la mayoría de las veces termina siendo caótico y apenas yo puedo entenderme. 

8:11 pm

Odio esta lejanía, esta maraña de carreteras, este sin fin de bosques intermedios, curvas, puentes y túneles, odio el mar, odio todo todo lo que me aparta de ti, odio el tiempo que pasa rápido cuando te puedo ver y tan lento que el camino se hace largo e imposible. Odio esta nomadidad de no vivir en ninguna parte, de vivir aquí y allá que es lo mismo que no vivir en absoluto, ninguna cama es mía, ninguna mesa, ningún paisaje es alentador al mirar por la ventana, ser una errabunda y tener por amigos la luna y el sol que nunca cambiarán porque el resto muda tanto como mudo yo.

Y huyo y vivo huyendo de la realidad, de mis infinitas lejanías, de ti, de él, de ella, de los amigos, de los que nunca han sido amigos, de paisanos, de los extranjeros, de mí.

Un día seré de la tierra y la tierra no me soltará ni yo a ella, un día dejaré de moverme y será el día en que todos lamenten que por fin pertenezco a un lugar.

juillet 15, 2014 2:50 am
"

Vayamos con las piernas desnudas para volver a ver la sangre salir de los raspones, y corramos con el ardor de piel abierta, pero literalmente, dejemos las metáforas, vamos a sentirlo, vamos a hacerlo real, quemémonos con el sol como si no fuera dañino y hagamos tortas con el barro, besémonos en la lluvia, congelémonos sin abrigo.

Choquemos el carro una y otra vez, podemos turnarnos y así no te sentirás culpable, disfrutemos los dos de la culpa y el placer. Salgamos a escena y digamos que el show continuará detrás de las cortinas y que no están invitados.

"

Babette
juin 26, 2014 2:56 am

Gente estoy más que feliz porque al fin logré escribir al menos un inicio de mi introducción para mi tesis, luego de haberla escrito entendí muchas cosas incluso de mi vida misma y he reafirmado el amor por el trabajo que estoy haciendo, el amor por el teatro que ha tomado otro significado últimamente, antes era parte de mi vida y un lugar en donde encontré muchas cosas, tanto buenas como malas, ahora es simplemente mi vida, ahora lo es todo, el teatro junto con la fotografía le han dado otro sentido a mi carrera, a todos los años que llevo dedicándome a algo sin estar muy segura del porqué, y que ya están a punto de terminar. Solo me queda un año de carrera y quiero decir que han sido unos años maravillosos, he crecido inmensamente como persona, no es equivalente todo lo que he aprendido de manera personal con lo que he aprendido académicamente, tengo amigos espectaculares que me han acompañado a lo largo de este proceso y sin los cuales nada de esta maravillosidad estuviera ocurriendo, profesores de los que me enamoré perdidamente y me motivaron con su pasión y su dedicación, y no me he identificado con una sola universidad, esto es con todas en las que he estado, gracias inmensas la facultad de ciencias de la UCV, sin ella no estaría a punto de graduarme de comunicación en la UCAB por muy descabellado que suene. 

avril 7, 2014 1:29 am

Escuchar esa palabra otra vez, me hizo caer en picada como nunca pensé que caería, pero al levantarme he descubierto que ya no soy la misma, que me cansé, que ya no soy la receptora pasiva de palabras injustas que no pretendían más que herir, ya no estoy definida por las capacidades de los demás sino por mis propias capacidades. No les voy a dar el gusto de dañarme para complacerles, haré lo que sea posible por resurgir de mis cenizas. Ahora soy una guerrera, ahora soy mi propio ejemplo, mi único punto de comparación.

octobre 17, 2013 1:00 am

Me estoy dejando ir, y a pesar de todo aún mezclo el pésimo olor del cigarrillo con incienso de vainilla, me dejo caer, no pienso en nada, o pienso en la muerte, en mi muerte, en alguna muerte, que ha de ser la mía en cualquier caso, no tengo capacidad para mantenerme en la línea entre lo que es completamente bueno y lo que me terminará destruyendo de forma inminente. Lo letal se vuelve cotidiano y las gotas de lluvia tienden a evaporarse dejando un rastro de soledad y esa nostalgia que trae la tierra cuando se moja, tiemblo todo el estrés y aún queda un poco para no dejarme dormir.

octobre 10, 2013 8:52 pm

Siento que estoy en una especie de limbo, como al borde de algo. Yo he decidido mantenerme ahí, pero podría caer en cualquier momento con el más mínimo soplo. Una caída sin retorno quizá, o tal vez una en la que con el tiempo pueda volver, no lo sé, pero estoy tan cerca que todo se hace borroso, estoy ahí, aguantándome lo más que pueda, solo por la inercia pura, por ese puro instinto que me dice que hay que sobrevivir, que hay que aferrarse a la incertidumbre.

juillet 29, 2013 1:45 am

Puedo verte caminar sobre la grama con los pies descalzos 

con un libro en la mano

y un lápiz en el cabello

marrón, liso, largo

como si el tiempo no existiera

como si yo no existiera

como un recuerdo que nunca ocurrió

te veo en sepia o a blanco y negro 

con el color del pasado 

en el negativo de una fotografía argéntica 

en un olvido tras otro

mai 6, 2013 10:55 pm

Recuerdo el día en el que te comencé a extrañar, eran malos síntomas, casi podía sentir cómo me enfermaba, uno sabe que cuando le pica la garganta es cuestión de tiempo para que comiencen los dolores de cabeza y la estornudadera, de la misma formo yo te presentí, quería convencerme de que no era nada de lo cual preocuparse.

Pero ese día, el día del primer estornudo, la nariz que llora, y esa necesidad de un pañuelo, ese día no lo puede dudar y lo que es peor aún, no lo puedes ocultar.

Y así fue como no pude, fue exactamente así como tuve que dejar de engañarme, y fue así como llegaron tus labios a los míos.